Trump contra la prensa

Un reciente hecho en Estados Unidos, que pasó por debajo de la mesa, nos habla de una metamorfosis importante en la relación del poder con los medios de comunicación. Y además se trata de un asunto relevante ya que pone sobre el sobre el tapete lo que entendemos hoy por Fake News.


El protagonista es el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. En uno de sus arranques de furia, al menos así son reseñados por sus colaboradores, el jefe de Estado ha tomado la decisión de que los dos diarios más emblemáticos de ese país, The New York Times y The Washington Post, ya no estén más en la Casa Blanca.


Ha decidido romper Trump una tradición. La Casa Blanca, como cualquier palacio de gobierno, está suscrita a muy diversas fuentes de información. Llegan cada día miles de revistas y diarios. Y eso es lo normal. Así funciona.

Cerrar menú
× ¿Cómo puedo ayudarte?